EL TUBO DIGESTIVO

 

El tubo digestivo es el responsable de ingerir, almacenar y digerir los alimentos, absorber sus nutrientes y almacenar sus desechos hasta su eliminación.

Sus paredes están cubiertas por capas de músculo liso que se contraen ritmicamente generando un movimiento conocido como peristaltismo que hace que la comida avance a lo largo del tubo.

En algunas de las uniones entre los segmentos, la capa muscular se modifica en anillos que reciben el nombre de esfinteres. Estos se cierran o se abren regulando el paso del alimento. El esfinter que regula el paso del alimento del esofago al estomago se llama cardias, y el esfinter o valvula por la que pasa el quimo, del estomago al intestino delgado es el píloro.

 

El proceso digestivo comprende una etapa de entrada del elimento (ingestión), una etapa de preparación del alimento, que tiene lugar en la boca (digestión mecánica); otra de tratamiento del alimento (digestión química), los componentes útiles y asimilables (nutrientes) se separan de los residuos e ingresan en la sangre (absorción)mediante una serie de acciones físicas y químicas que se efectúan en el estómago y primera parte del intestino; y por último la fase en la que esos desechos son excretados del cuerpo (egestión).